Romería en Peña Redonda

   Todos los años, el primer domingo de Agosto, los lugareños de Traspeña de la Peña suben a Peña Redonda. IMGP6983

 No teniendo ningún plan para la mañana de hoy, que mejor ocasión que acompañarles. Pensé que saliendo del Pueblo a las 08h30 sería el primero. ¡Primer error!. Dejé el coche en el Pueblo ¡Segundo error! La mayoría de los "romeros" tenían aparcados sus coches, entre los arbustos, en las inmediaciones de la cantera abandonada, al pie de la Peña. 

Me acordé de sus parientes y de la primera vez que subí al refugio del Uriello desde Sotres. Dejé el coche aparcado en las cabañas de Sotres, porque además hay una señal que impide la circulación de vehículos no autorizados por la pista que sube al Collado de Pandébano. Cual fue mi sorpresa, además del polvo que tragué en la subida, de coches que pasaban, de ver el inmenso parking "clandestino" montado en el Collado… Pues hoy algo parecido, pero considero que el paseo vale la pena.

  Una vez arriba me dí cuenta de lo madrugadores que habían sido los lugareños. Gentes de toda condición física, edad, vestimenta deportiva y no tanto. Ahí te das cuenta del sentido que mucha gente le da a sus montañas cercanas. Nosotros las vemos de lejos, soñamos con ellas, como objetivos a superar. Hoy lo que ví en muchas personas es simple devoción y no solo en el sentido religioso de la palabra.

La pena de todo esto es que haya personas que no entiendan esta Cultura y que se dediquen a mutilar figuras que si para ellos no representan nada para otros forman una gran parte de sus vidas y le dan sentido. ¡Respeto!

IMGP6988

 

 

 

    En esta vista de la cumbre se ve a la izquierda un pequeño altar dedicado a la Virgen María que sostiene en sus brazos a lo que debía ser el niño Jesús. A la virgen le falta la cabeza, y al niño, se le adivina. No quise retratarlo, me recuerda el destrozo causado a nuestro Belén en un pico cercano y al poco tiempo de haber sido puesto.

Ya bajando, me crucé con dos "sherpas". Por el tamañano de las mochilas parecía una expedición de "al filo de lo imposible"… No eran mochilas, eran parapentes y pude sacar, de lejos, el despegue desde la cumbre de uno de ellos.

IMGP6993

 

Es la manchita blanca un poco por encima y a la izquierda de la Cruz. Demasiado viejo para ponerme a soñar con este tipo de aventuras, pero solo con verles he disfrutado un montón.

 

Los comentarios están cerrados.